¿Cómo eran los juicios en la época medieval?

Es curioso saber cómo eran los juicios en los primeros siglos, cómo se determinaba la culpabilidad de alguien en algún crimen, como un robo.

Durante los siglos V y VI se usaba una curiosa forma llamada la ordalía o Juicio de Dios, es decir, ellos no reunían evidencias, ni buscaban testigos, ni deliberaban el asunto, solo esperaban una intervención Divina y con eso quedaba establecida la inocencia o culpabilidad de la persona. Algunas de estas ordalías fueron algo peculiares, como por ejemplo:

  • La ordalía del atado (por agua): Ataban el dedo pulgar del pie a la muñeca y luego lo aventaban al rio. Si flotaba era culpable y si se hundía era inocente, pero probablemente moriría ahogado.

  • La ordalía por fuego: Consistía en sujetar una barra de hierro ardiente mientras daba tres pasos, posteriormente se curaban las heridas y si en tres días no sanaba era culpable.

  • La ordalía por tarta: Esta consistía en comer un pedazo de tarta, y si al consumirla se ahogaba, era declarado culpable, si no se ahogaba era inocente.

Fuente: PlanetaCurioso

Osmerly Azuaje / @osmeazuaje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s