Cómo la historia financiera del Árbol Genealógico se cuela en tus bolsillos

Dinero y Familia

Cómo la historia financiera del Árbol Genealógico se cuela en tus bolsillos

Displaying dinero-y-transgeneracional.jpg

Todos aspiramos a disfrutar de una vida próspera y abundante. Deseamos que el dinero abunde y de esta forma poder adquirir bienes materiales y servicios. Para ello invertimos gran parte de nuestra vida en su producción y administración. Trabajamos, entregamos nuestro tiempo, energía y talentos para procurarnos ese precioso recurso. Al obtenerlo lo administramos de acuerdo a nuestras necesidades, esquemas de valores y creencias. ¿Pero has pensado de dónde provienen esas creencias, valores y principios con los que riges tu vida financiera?

 

Manejamos dinero a diario, su utilización es tan cotidiana que probablemente no nos detenemos a mirar la forma en que nos relacionamos con este recurso, los aspectos  que condicionan la relación que mantenemos con la abundancia  dependen en gran medida del árbol genealógico, del vínculo que nuestros ancestros tejieron con el dinero, con la riqueza o con la escasez y la forma en que nosotros honramos ese legado.

 

Pertenecer al clan es la necesidad más arraigada que tenemos, de ello depende la supervivencia. Biológicamente, como mamíferos cuando cachorros no tendríamos ninguna posibilidad de vivir sin pertenecer a una manada, ameritamos los cuidados y atenciones del grupo. Es por ello que pertenecer a la familia es absolutamente necesario, y la lealtad al clan forma parte del instinto de supervivencia. Esta lealtad muchas veces se manifiesta en aspectos muy visibles de nuestro comportamiento, como cuando alardeamos sobre los logros alcanzados por algún familiar, cuando decimos que nuestra familia es la mejor, al elegir la misma profesión de alguno de nuestros ancestros. En todos estos casos estamos reforzando el vínculo, marcando nuestra pertenencia, identificándonos con nuestra familia de origen. Las formas de la lealtad no siempre son conscientes, y al estar vinculada a la supervivencia  puede manifestarse  a través de la relación que establecemos con el dinero.

 

Como el dinero es la principal forma de intercambio y negociación en nuestra sociedad, constituye una referencia energética vinculada a la supervivencia. Por generaciones hemos acumulado este conocimiento, y heredamos las diversas actitudes que nuestro clan ha tenido de ganar, producir, administrar, ahorrar, ganar, perder o dilapidarlo. Aún si desconocemos el comportamiento financiero de  nuestra familia genética esta información llega a nosotros a través del ADN y de lo que algunos científicos llaman el Campo Morfogenético.

Si la forma de relacionarnos con el dinero depende en gran medida de la información que heredamos del árbol genealógico conviene entonces conocer qué mensajes y códigos de comportamiento financiero forman parte de la herencia emocional financiera. Cuáles mandatos  hemos estado acatando por fidelidad al clan. De esta forma podremos identificar patrones, creencias, deudas emocionales, lealtades que están como telón de fondo matizando nuestras finanzas.

 

Resulta especialmente útil conocer el manejo que han dado nuestros ancestros  a los recursos. Saber a qué se dedicaron, de qué forma producían sus bienes. Cómo lo gastaron, si hubo ruinas, deudas, pérdidas aparatosas. O si por el contrario disfrutaron de holgura y abundancia. Todo ello constituye un modo de ser, una característica definitoria del clan. Pertenecer implica atacar y repetir estos mandatos, y es lo que habitualmente hacemos, desde el amor a los nuestros y la fidelidad, incluso si estos mensajes son contrarios a nuestros intereses o bienestar particular. No lo hacemos desde la conciencia, sino desde el amor y la lealtad, a ciegas. Pertenecer es lo más importante, la exclusión se puede pagar con la vida. Una vez concientizados resulta prudente revisarlos para decidir, ya desde la conciencia y no desde la obedencia y lealtad ciegas, si nos convienen o si podemos elegir formas más prósperas y sanas de manejarnos, al tiempo que honramos de modo distinto a quienes nos los legaron.

Desde una mirada sistémica para sanar la historia financiera de la familia y alcanzar la libertad de vivir en abundancia hay algunas recomendaciones básicas:

 

Conocer la historia financiera del Clan: Reconstruir el Árbol Genealógico conociendo y reconociendo las diversas formas que cada uno de nuestros antepasados utilizó para ganar su sustento.

 

Honrar la memoria de cada uno sin juicios. No excluir a nadie, mirar cada ocupación u oficio con respeto y buscar en cada uno un regalo, una enseñanza.

Identificar Repeticiones Verificar si hay profesiones, oficios, situaciones de pérdidas extraordinarias que se repiten en varias generaciones. Si es así, buscar otras formas de honrar la memoria del clan, de reconciliarse con ese legado sin repetir su destino.

 

Agradecer el Legado Cualquiera que sea la historia financiera de la familia estamos ante la posibilidad de tomarla como un regalo, una enseñanza. Desde la gratitud y la conciencia es posible utilizar el libre albedrío y hacerlo distinto. Construir el propio destino financiero con la fuerza de los ancestros dando su bendición.

 

Si quieres ahondar en este tema o sientes que hay aspectos de tu vida financiera que están afectados por situaciones vividas por tus ancestros puedes solicitar acompañamiento terapéutico en la reconstrucción de las memorias emocionales y financieras de tu Árbol Genealógico a través de mi correo isabelblancoterapeuta@gmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s